Ansiedad por aislamiento

Las personas tenemos la costumbre de movernos, salir, ir de una lugar a otro, trabajar, estudiar, visitar a la familia, salir con los amigos, hacer deporte y realizar diferentes actividades de ocio. Es algo que va con nuestra forma de ser y es lo que nos permite satisfacer todas nuestras necesidades personales y ser felices. Sin embargo, existen situaciones en las que se pueden restringir libertades de movimiento, es el caso del confinamiento.

El confinamiento significa la restricción de movilidad en un lugar concreto. Esto es, se impide a determinadas personas a salir de un sitio definido. Estas restricciones se pueden dar a diferentes niveles, en función de las limitaciones de movilidad que se impongan. Por una parte tenemos el confinamiento territorial, en el que se prohíbe a los ciudadanos de un territorio determinado a salir del mismo, limitando todos sus movimientos a todo el territorio.

Pero el confinamiento más estricto es el domiciliario. En este caso, se prohíbe a la población a salir de sus casas, a excepción de actividades esenciales. El confinamiento domiciliario puede tener consecuencias negativas en las personas, ya que pueden sufrir ansiedad como consecuencia de la situación.

Se trata de una de las restricciones más fuertes que puede sufrir una persona, limitando prácticamente por completo sus opciones de movilidad. La imposición de estas medidas y la prolongación en el tiempo de las mismas acaba provocando consecuencias negativas en muchas personas a nivel emocional.

El confinamiento provocado por una situación como una pandemia cambia de forma radical el estilo de vida las personas. La imposibilidad de salir de casa hace que no podamos cambiar de ambiente y pasar el tiempo realizando diferentes actividades, lo que aumenta las posibilidades de generar pensamientos negativos debido a la gran cantidad de tiempo libre de la que disponemos. Y esos pensamientos negativos van a provocar preocupaciones y miedos por la situación que se está viviendo, lo que acaba en un trastorno de ansiedad.

Para evitar trastornos de ansiedad durante el confinamiento es importante establecer una serie de actividades que nos ayuden a ocupar nuestra mente durante la mayor parte del tiempo posible. Realizar diferentes actividades productivas que nos ayuden a sentirnos bien con nosotros mismo, practicar deporte y hacer ejercicios de relajación son algunas de las mejores opciones para llevar el confinamiento de una forma saludable.

Por otra parte, la información que consumimos es uno de los factores que más pueden condicionar nuestros pensamientos y generar mayor preocupación. Para evitar esto, es importante seleccionar cómo nos vamos a informar, ya que la saturación de información y la exageración de ciertas noticias nos puede perjudicar.

También podemos recurrir a profesionales que nos ayuden a gestionar emocionalmente el confinamiento. En Centro Psicólogos Hemisferios somos especialistas en tratamientos de ansiedad. Si sufres ansiedad por confinamiento, contacta con nosotros y te ayudaremos.

Contacta con nosotros

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos.

Déjanos tus datos.