Todo sobre la ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad generalmente se asocia a algo negativo, pero antes de entrar en materia a fondo, vamos a conocer lo que es de verdad la ansiedad.

La denominada ansiedad sana se caracteriza por estar asociada a los miedos que, con el paso del tiempo, hemos aprendido e incluso con algunos que hemos heredado por imitación de nuestros familiares. Un ejemplo de ello podría ser el miedo a la oscuridad u otros considerados más «comunes» como las cucarachas. Es una sensación que todos hemos sentido en algún momento de nuestras vidas.

Por el contrario, la ansiedad patológica es la que consideramos negativa. Se trata de una emoción que provoca que el organismo se active de una determinada forma ante una posible amenaza o peligro. En esta activación intervienen varios factores entre los que destacan los conductuales y cognitivos entre otros. Es una respuesta también aprendida, ya que el cuerpo se preparara porque le estamos diciendo que hay un peligro y se activa, es un proceso que todos activamos no sólo las personas que sufren de ansiedad.

Es importante diferenciar ansiedad de estrés. Mientras que la primera de ellas puede considerarse como «preparación» ante lo que puede venir, el estrés se produce cuando el individuo mantiene de forma casi permanente la situación de ansiedad. Un ejemplo de ello sería el nerviosismo ante un acontecimiento o fecha importante (examen) aquí hablaríamos de ansiedad, mientras que el estrés vendría dado si ese día además de tener un acontecimiento importante hay una acumulación de situaciones previas o posteriores al acontecimiento.

¿Qué síntomas tiene?

A pesar de que cada trastorno tiene unos síntomas específicos es importante matizar que la ansiedad suele provocar en el individuo:

  • Nerviosismo y tensión.
  • Temblores o sudores.
  • Sensación de peligro constante.
  • Problemas de concentración.
  • Cansancio o debilidad.
  • Aumento del ritmo cardíaco y respiración.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Dolor de cabeza o problemas musculares.
  • Problemas de sueño.

¿Qué tipos de ansiedad existen?

Actualmente diferenciamos varios tipos de trastornos de ansiedad entre los que destacamos:

Trastorno de ansiedad generalizado caracterizado por la excesiva preocupación ante hechos o acciones de la vida cotidiana que se reproduce y muestra con problemas como el insomnio, la tensión, la irritabilidad,…

Agorafobia en la que aparece una sensación de pánico ante situaciones o lugares de los que la persona siente que no puede huir. Un ejemplo de ello puede ser ir en un transporte público concurrido, encontrarse solo en casa, estar en lugares abiertos o demasiado cerrados, u otros lugares en los que el individuo pueda sentirse atrapado como centros comerciales.

Trastorno de pánico la repetición de episodios negativos que generan un miedo constante a que se vuelva a repetir y que se representan entre otras cosas en la dificultad de respirar, molestias en el pecho e incluso alteraciones cardiacas.

Fobia específica caracterizada por el miedo a algo en concreto que puede variar desde el miedo a animales hasta el miedo a determinados lugares o situaciones generando en el individuo un malestar cuando se enfrenta a ellos.

Fobia social caracterizada por el miedo ante situaciones que implican relaciones sociales. Este tipo de relaciones pueden ir desde algo tan simple como una conversación hasta relaciones más cotidianas como comprar el pan.

Trastorno de estrés postraumático dado por el sufrimiento de algún suceso pasado que se mantiene con el paso del tiempo y que supone una amenaza para el individuo. Este recuerdo termina creando un trauma que se reproduce en situaciones de malestar, pesadillas e incluso puede provocar bloqueos emocionales.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC) caracterizado por la constante recurrencia de realizar determinado tipo de actos o conductas tan simples como por ejemplo lavarse las manos determinadas veces al día o colocar los objetos a determinada distancia. En numerosas ocasiones si estos rituales no se llevan a cabo se genera ansiedad y nerviosismo en la persona que lo sufre.

¿Cómo tratar la ansiedad?

En primer lugar y para poder tratar la ansiedad es recomendable que acudas a un psicólogo experto en ansiedad para que pueda ayudarte. El profesional realizará primeramente una valoración del paciente para descartar cualquier posible enfermedad. Para ello no solo tendrá en cuenta los síntomas físicos o el historial médico y psicológico anterior (si es que lo hay) sino que también debe conocer si existe consumo de alguna sustancia que pueda alterar el comportamiento de dicho individuo.

Tras esta primera valoración hay que hablar de la «entrevista clínica» en la que se puede señalar un diagnóstico más individual del paciente. Tras una fase preliminar se pasará a una segunda fase de exploración más específica. En ella se conocerá a fondo los principales síntomas y evolución hasta el momento de dicho trastorno y los factores que pueden haberlo provocado. Es importante conocer los antecedentes del paciente que puedan alterar su comportamiento, así como su rutina actual.

En la siguiente fase calificada como «resolutiva» el profesional deberá informar al paciente del diagnóstico obtenido y de la posible naturaleza de el trastorno que este sufre para, posteriormente y en la «fase final» pueda ofrecerle unas indicaciones que este deberá seguir hasta su próxima visita.

¿Qué beneficios tiene tratar la ansiedad?

Como en cualquier situación que produce incomodidad en el individuo, tratar la ansiedad resulta positivo y tiene un gran número de beneficios que a continuación queremos que conozcas:

✔ Aprenderás a gestionar muchas situaciones.

✔ Mejorarás la relación con tu entorno.

✔ Descubrirás los hechos que te general malestar y podrás sacarlos de tu rutina.

✔ Reducirás tus problemas de sueño.

✔ Sufrirás menos problemas físicos como dolor de cabeza o de estómago debido a la reducción de nervios constantes.

✔ Aumentará tu nivel de vida.

¿Qué pueden hacer nuestros psicologos en Chamberí?

En nuestro Centro de Psicología Hemisferios situado en Chamberí contamos con un equipo de psicólogos que están a tu disposición si lo necesitas. Una de las áreas en las que más formado está nuestro equipo es el tratamiento para la ansiedad. Por este motivo y para poder satisfacer tus necesidades y que con nuestra ayuda puedas superar esta sensación, utilizaremos diferentes técnicas de entre todas las que existen.

Entre todas ellas podemos diferenciar:

🔰 Técnicas de relajación que se utilizan con el objetivo de aprender a controlar las respiraciones y disminuir esa activación de riesgo ante determinadas situaciones.

🔰 Técnicas de exposición  que buscan lo contrario, es decir, exponer al individuo a las situaciones que le generan esa sensación de malestar para que logre sentir una sensación de control de las mismas y termine por «ganar la batalla» a la ansiedad. Esta técnica suele utilizarse mucho en nuestro centro y tiene la finalidad de que el paciente poco a poco logre acercarse a los estímulos que le provocan esa ansiedad para poder romper esa barrera y genere bienestar.

🔰 La técnica de desensibilización sistemática que expone al paciente a una pequeña situación amenazante para que poco a poco trabaje hasta llegar al objetivo deseado. De esta forma gradual se intenta ir terminando con esos miedos existentes hasta lograr controlar el pánico absoluto. Esta desensibilización se divide en tres partes, una primera de relajación, otra de elección de situaciones a las que enfrentarse y por último la de aplicación de las técnicas aprendidas en las sesiones.

🔰 Reestructuración cognitiva lo que pensamos es fundamental en nuestro día a día, ya  que es el motor de lo que luego sentimos y hacemos, por ello cuando tenemos ansiedad tenemos que identificar qué pensamientos están en  nuestra cabeza para saber que es lo que está provocando la ansiedad y trabajar con ellos.

Nuestro equipo de psicologos especializados en ansiedad en Madrid, trabajan en tu día a dia, no solo en la hora  que dura la sesión,  sino también en el resto de la semana para que puedas ganar a la ansiedad. Por eso nuestros deberes de la semana son imprescindibles para tu mejoría.  

Nosotros te llamamos.

Déjanos tus datos.