Cómo gestionar el estrés que nos producen los cambios

Muchas veces habrás oído hablar e incluso habrás padecido el conocido “miedo al cambio”. A muchas personas les sucede, la incapacidad de saber gestionar la incertidumbre que pueden producir los cambios.

Es una de las mayores inquietudes del mundo en el que vivimos. Si nos paramos a pensarlo, en el siglo XXI todas las personas estamos continuamente expuestas a los cambios. Los ritmos de vida que llevamos actualmente nos llevan a estar continuamente cambiando, aunque no queramos hacerlo, debido a la dificultad de encontrar una estabilidad a nivel vital hoy en día.

Hay personas que están dispuestas a cambiar y que les gusta hacerlo, sienten que se renuevan y necesitan de esa actividad. Sin embargo, otras muchas no saben cómo gestionar el estrés que nos producen los cambios. Es importante encontrar un equilibrio y saber trabajar sobre los obstáculos que nos pueden hacer estar demasiado aferrados a la vida que tenemos y a no querer cambiarla. Salir de la zona de confort en la que estamos no siempre es fácil.

Probablemente ya habrás oído hablar o habrás leído muchas frases sobre la importancia de salir de nuestra zona de confort. Sin embargo, salir de ella nos expone a la neofobia que es el miedo y el estrés que nos genera enfrentarnos a situaciones o experiencias nuevas.

¿Por qué nos da miedo cambiar?

Generalmente, por mucho que nos hayamos acostumbrado a los cambios por los ritmos de vida que llevamos , es normal que nos generen inquietud. Todos los pasos nuevos que damos, siempre generan esa sensación de vértigo que nos acaba produciendo estrés. Este estrés hace que no nos sintamos a gusto con nosotros mismos ni con la vida que estamos llevando.

Si estás sintiendo estrés por el miedo al cambio es importante que sepas que es normal. En general, todas las personas somos resistentes al cambio y nos cuesta aceptar cuando nuestra vida va a dar un giro, aunque sea pequeño. Durante muchas épocas de nuestra vida nos aferramos a unos hábitos que creemos que nos acompañarán siempre y no es así y menos mal.

Un factor que nos lleva a sentir estrés por los cambios es el conocido acto de “sobre pensar” o pensar en exceso. Cuando no sabemos qué nos va a pasar, nuestro cerebro nos lleva a rumiar continuamente unos pensamientos. En estos pensamientos imaginamos todos los escenarios posibles que pueden darse en nuestra vida por los cambios que van a producirse. Estas imaginaciones nos impiden ver más allá y hacen que nuestros pensamientos nos acaben paralizando. Esa anticipación de lo que puede que ocurra nos va a generar mucha ansiedad y miedo por eso tendemos a quedarnos en la zona de confort.

Otro aspecto que preocupa mucho a las personas que van a realizar un cambio, es el compromiso que tenemos con los demás. Esto ocurre cuando vamos a hacer algo que no se corresponde con lo que hemos dicho o defendido siempre. Cambiar de opinión, sobre todo a medida que vamos creciendo, es lo más normal que nos puede pasar. Sin embargo, nos cuesta aceptarlo por miedo a que los demás se sientan decepcionados con nosotros. Nos cuesta aceptar que ese cambio nos va a hacer quizá más felices, porque preferimos creer que lo apropiado es tener razón y no cambiar la imagen que los demás tienen de nosotros.

Existe otro factor que afecta a muchas personas a la hora de realizar un cambio. Por lo general, a las personas nos gusta tener el control sobre lo que está pasando, tener controlado y planeado todo lo que nos está sucediendo y nos va a suceder. Nos asusta mucho que en el cambio no vamos a controlar nada o no saber que va a pasar después del cambio. Esto suele generar una sensación de inquietud que nos genera estrés.

¿Cómo afrontar los cambios?

Nos cuesta afrontar los cambios por el miedo a que salgan mal o a que algo cambie definitivamente. Es importante conocernos y saber que ceder a los cambios y saber adaptarnos a ellos no es algo negativo. Aunque pueda parecerlo, cambiar de opinión respecto a algo y reconocer que estábamos equivocados, es un acto de bienestar. Tampoco tomar una decisión de cambio de vida como un cambio de trabajo, son comportamientos que nos ayudarán al propio proceso del crecimiento personal.

Es importante ver el cambio como una oportunidad a todos los niveles: una oportunidad de aprendizaje, una oportunidad de crecimiento personal, de corrección y de adquirir nuevos conocimientos. Las nuevas oportunidades siempre son útiles  en nuestra vida y debemos acogerlas con todo lo que nos ofrecen.

Lo segundo que hay que tener en cuenta es que, aunque al principio creamos que no, a todo nos acabamos acostumbrado y adaptando. Piensa en una situación que tengas ahora en tu vida y que sin embargo te generó estrés en su momento. Piensa en cómo has sabido adaptarte a ella y utilízalo como impulso, para seguir adelante con los nuevos cambios. Este proceso es posible gracias a nuestro cerebro, porque se adapta a cualquier situación a pesar del malestar.

Si quieres saber más sobre cómo la terapia puede ayudarte a conocer las herramientas necesarias para gestionar los cambios, no dudes en ponerte en contacto con nosotras. Estaremos encantadas de ayudarte y acompañarte en este proceso de adaptación a las nuevas oportunidades que nos ofrece la vida.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS).
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios

Nosotros te llamamos.

Déjanos tus datos.

Responsable: SANDRA SANTOS GÓMEZ
Finalidad: Poder atender y gestionar los diferentes pedidos, solicitudes, consultas y resolución de dudas de los usuarios, así como poder realizar estudios estadísticos que ayuden a mejorar el funcionamiento de la página web y a informar de forma puntual.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán datos a terceros, salvo obligación legal. La información es tratada con la máxima confidencialidad, siendo alojados en un servidor seguro. Tu dirección de correo electrónico se utilizará únicamente para dar respuesta a sus consultas realizadas a través de los formularios existentes en el sitio web, así como para informarle de las novedades.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, derechos que puedes ejercer enviando un correo electrónico a info@centropsiologiahemisferios.es

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.