convivencia

La convivencia es una de las decisiones más importantes que toma una pareja. No será como pasar un fin de semana o unas vacaciones juntos, aunque conozcamos a nuestro compañero habrá cosas en las que se deberá ceder para lograr una paz en el hogar.

Los primeros meses son los más difíciles. Ambos tendréis que haceros a las rutinas del otro y planificar un horario en el que queden claras como se van a repartir las tareas del hogar. Tanto los días en los que se realizarán como quien las llevará a cabo. No esta demás que también se pongan unas normas básicas de convivencia en las que los dos estén de acuerdo y puedan ser ellos mismos.

Si partimos de esta base las cosas pueden salir muy bien pero es normal que en ocasiones se necesite tiempo solos. Al estar acostumbrados a vivir solos o con otras personas y tener un día a día diferente, el tiempo de adaptación será amplio. por lo que si tu pareja te pide espacio para pasear, ir al gimnasio, quedar con su familia o amigos sin ti, no te ofendas. Es normal que en ocasiones necesite su espacio y relacionarse con otras personas.

A veces un tema que puede causar gran controversia es el dinero. Comenzaréis a compartir una cuenta bancaria y con ella los gastos del hogar, pero en ocasiones se producen gastos con los que el otro no está dispuesto a cargar. Por ello es importante delimitar que queremos y que no queremos pagar, cuáles son nuestras aficiones y en que solemos gastar nuestro dinero. En este aspecto debemos ser compresivos con el otro y poner de nuestra parte.

Si creéis  que la comunicación empieza a fallar y no encontráis un porque no dudéis en buscar ayuda en nuestra clínica de psicólogos hemisferios. Nuestro equipo con sus terapias os ayudará a encontrar el problema y solucionarlo.

Contacta con nosotros