Terapia Familiar

Terapia Familiar

Formar una familia es una de las metas comunes en la mayoría de las personas, construir un hogar junto a la persona que amas y los hijos en común. No obstante, igual de importante que conseguir este objetivo es mantenerlo y hacer que la familia avance de manera sana. Ante los problemas que puedan surgir en el hogar, a veces viene bien una ayuda externa en forma de terapia familiar.

Normalmente, se busca que el clima familiar sea lo más estable y tranquilo , pero no siempre se puede conseguir, entonces pueden surgir problemas. La naturaleza de estos últimos puede ser diversas y viene bien identificarlas de cara poner soluciones:

  • La comunicación: Un problema muy común es la falta de comunicación en el núcleo familiar. Hablar tanto la pareja como con los hijos es algo fundamental en la familia, la rutina del día a día nos lo puede impedir y eso genera que no haya confianza entre los miembros, puede crear un vacío que genere conflictos a largo plazo.
  • La rutina: Es muy sencillo que a la hora de buscas la normalidad y de una estabilidad familiar, se termine por caer en una rutina. Con el transcurso de los años en pareja, aparecen los hijos, que traen obligaciones y demandas, los padres de la pareja envejecerán o se pondrán enfermos, requieren más atención,  también otros familiares con problemas económicos o separaciones de algún hermano/a y muchos más estresores vitales hacen que acabe provocando un desapego en la familia por no pasar tiempo juntos o no de calidad.
  • Niños y adolescentes: Los hijos suponen un reto para los padres y cuidar y proteger a un bebé, un niño y más tarde un adolescente es una tarea dura y complicada. Por ello es imprescindible que esa pareja este buen construida para que esos hijos crezcan en las mejores condiciones familiares. Si no es así va a suponer un nivel de estrés familiar que habrá que solucionar lo antes posible.

 Estos problemas tienen solución y a veces se encuentra en buscar una persona externa que desde una perspectiva más objetiva pueda proponer soluciones. En Centro de Psicología Hemisferios somos especialistas en Terapia Familiar. Sin embargo, hay veces que la situación no tiene solución y acaba en casos más extremos, para los cuales también se puede contactar con nuestro centro para que sean los más llevaderos posibles. Hablamos de:

  • Divorcio con hijos: Puede ocurrir que el único remedio para que la familia avance sea el divorcio. Las rupturas son complicadas de por sí y más aún si añadimos el factor hijos. Se trata de una situación muy compleja de gestionar por lo que la ayuda externa es una buena solución.
  • Violencia doméstica: Tristemente muchas veces no se saben gestionar diferentes situaciones y se traspasan los límites, llegando a diferentes tipos de violencia. No hablamos solo de violencia en modalidad física, podemos referirnos también a amenazas intimidaciones y otros tipos de maltrato psicológico.

 

 

Contacta con nosotros