Síntomas, consecuencias y otra información fundamental sobre la ansiedad

Ya hemos hablado en anteriores posts sobre las causas de la ansiedad y los tipos de ansiedad que se pueden sufrir, pero aún quedan muchas preguntas que resolver sobre ella. ¿Sabes cuáles son sus síntomas? ¿Tienen relación la ansiedad y el estrés? Desde nuestro centro de psicología Hemisferios y gracias a que contamos con un equipo especializado en ansiedad, hoy queremos resolver estas cuestiones.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

La ansiedad puede manifestarse a través de los siguientes síntomas:

  • Cambios de humor constante.
  • Disminución o aumento descontrolado del apetito.
  • Sudoración constante y abundante.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Mareos.
  • Aumento de la presión arterial sin motivo aparente.
  • Dolores de estómago, de cabeza, y musculares.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Necesidad de evitar las relaciones interpersonales.
  • Aislamiento social.
  • Intranquilidad.
  • Pensamientos recurrentes
  • Comportamientos repetitivos.
  • Mala concentración, despistes
  • Compulsiones, rituales
  • Disminución de la memoria.
  • Incapacidad para tomar decisiones.
  • Sentimiento de culpa.
  • Nerviosismo sin control.
  • Vértigo.
  • Temblores constantes.
  • Nauseas.
  • Bajo estado anímico.

Podemos sentir sólo uno o varios a la vez. Si se manifiestan de manera puntual no les damos mucha importancia, pero cuando se presentan de manera descontrolada nos puede llegar asustar. Aquí es cuando solemos contactar con profesionales en ansiedad para comenzar el tratamiento. Son ellos lo que nos digan qué ha pasado para estar en ese punto de ansiedad.

¿Cuáles son las consecuencias de la ansiedad?

Ya hemos hablado de los síntomas que pueden provocar ansiedad, pero ¿qué consecuencias tiene su aparición? Cuando una persona padece de alguno o varios trastornos de ansiedad puede encontrarse con algunas consecuencias negativas para su salud. Entre ellas destacamos:

  • Vulnerabilidad.
  • Daño en el sistema digestivo y excretor.
  • Disminución de la memoria de corto y largo plazo.
  • Depresión.
  • Aumento de peso hasta el grado de obesidad descontrolada o disminución de peso.
  • Perdida de amigos, del trabajo e incluso de relaciones familiares.
  • Posible abuso y dependencia de medicamentos o sustancias, como drogas.
  • Aparición de conductas auto lesivas.
  • Desarrollo de miedos que no tienen explicación lógica.
  • Inestabilidad emocional y pérdida de la autoestima.

¿Con qué puede relacionarse la ansiedad?

En numerosas ocasiones habrás oído hablar de la relación de la ansiedad con el estrés o la depresión entre otras cosas. Pues bien, estabas en lo cierto. La ansiedad y el estrés van muy ligados ya que día a día las personas se enfrentan a situaciones exigentes ya sea en entorno laboral, sentimental o familiar. Esto provoca que el individuo busque la forma de poder afrontar estas situaciones, y termine agobiándose. En este punto es donde comienza el estrés. Se podría decir que el estrés puede surgir como consecuencia de la ansiedad.

De igual modo existe una relación e incluso puede surgir una confusión entre la ansiedad y la depresión ya que ambas son respuestas a situaciones que puede sufrir una persona y sus síntomas son parecidos. En un primer momento, cuando la persona se enfrenta a una posible amenaza o situación incómoda se manifiesta la ansiedad. Si esta amenaza tiene como consecuencia una pérdida es donde puede aparecer la depresión.

También se relaciona con problemas de pareja o con relaciones sociales, la ansiedad puede hacer que estemos más irascible o con mal carácter y lo paguemos con las personas más cercanas, esto supone que tengamos más discusiones y perdamos amistades o a nuestra pareja. 

¿Qué hago si sufro un ataque de ansiedad?

Muchas veces no se sabe qué hacer ante los ataques de ansiedad, cuando esto suceda en primer lugar es imprescindible ponerse en manos de un especialista. No obstante, queremos darte unos pequeños consejos para que puedas reducir el ataque y lograr controlarlo, pero la ansiedad no es algo que se pueda controlar,  tenemos que convivir con ella hasta que sepamos gestionarlo. 

  • Conversar sobre algún tema, llamar por teléfono a alguien,…
  • Intentar desviar la atención, distraerse.

Estos intentos de control no funcionan, si a corto plazo, porque generan alivio, pero a medio o largo plazo vuelve a aparecer. Lo más importante es

  • Si tiene problemas para respirar, es utilizar la respiración como ancla para no distraernos de lo que está pasando y
  • Llamar a un especialista de ansiedad

Cada vez son más personas las que sufren ansiedad y pocas las que saben realmente cómo detectarla o qué hacer ante ella. Ahora es algo que está en nuestro día a día, no dejes que te arrastre. Si tienes alguna duda, podemos ayudarte a superarla, ponte en contacto con nosotros. Recuerda que somos psicologos especializados en ansiedad en Chamberí y que estaremos encantados de ayudarte.

Sumario
Síntomas, consecuencias y otra información fundamental sobre la ansiedad
Título
Síntomas, consecuencias y otra información fundamental sobre la ansiedad
Descripción
Ya hemos hablado en anteriores posts sobre las causas de la ansiedad y los tipos de ansiedad que se pueden sufrir, pero aún quedan muchas preguntas que resolver sobre ella.
Autor
Publicador por
Centro de Psicología Hemisferios
Logo

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nosotros te llamamos.

Déjanos tus datos.