Terapia Estrés

El estrés es una respuesta del ser humano ante algunas situaciones que puedan implicar una demanda de atención excesiva que sobrepasa sus recursos personales o de tiempo.

Esta sensación va acompañada de algunos síntomas físicos como pueden ser cambios en la tensión, dolores de cabeza continuados, insomnio, etc. También pueden aparecer síntomas emocionales como pequeñas crisis de ansiedad, ira o extrema dificultad para tomar decisiones importantes.

El nivel de estrés variará según el contexto o situación en el que te encuentres, como una mudanza, organizar un evento importante, un divorcio o muerte de un familiar.

Dejando de lado el caso en el que se de, el estrés tiene una serie de efectos comunes, como pueden ser:

  • Un efecto debilitador del sistema inmunitario de las personas produciendo en ellas un sentimiento de vulnerabilidad que no suelen tener.
  • Muestran un mayor agotamiento a la hora de realizar sus tareas del día a día.
  • Están más irritables por lo que las relaciones sociales se dañan.

Si este tipo de conductas se mantienen en el tiempo todas las actitudes dichas anteriormente se agravan y pueden producir dificultades en las relaciones de pareja o de familia o ser despedidos de su puesto de trabajo por no ser responsables al realizarlo.

A la hora de llevar a cabo una terapia optamos por conseguir un clima de colaboración y entendimiento por parte del paciente con el profesional para aproximarse así al origen del problema. Analizamos, en la medida de lo posible, los factores psicosociales que influyen en ese comportamiento para poder así aconsejarte y ayudarte a controlar esa situación y con el tiempo eliminarla.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros ya sea para consultar dudas o coger tu primera cita.

Contacta con nosotros